• 27/06/2008

    OCD: Selección y Sanidad



      Nota de ampliación de información de la ANCCE sobre la revisión en el protocolo radiológico aplicado a los TRC.

    En cuanto a la osteocondrosis, lo que ha hecho ANCCE, es actualizar las exigencias para esta enfermedad a los últimos conocimientos que se tiene de ella.

    Para ello esta asociación ha recurrido a los más prestigiosos expertos en esta enfermedad, los profesores Van Weerem, Novales y Jean-Marie Denoix. Las conclusiones que nos han presentado ponen de manifiesto que no está comprobado que la osteocondrosis se transmita genéticamente a la descendencia, aunque existe una predisposición genética de ciertos ejemplares a manifestarla, de hecho en ejemplares sin antecedentes familiares, puede aparecer, pero también ocurre lo contrario, ejemplares con antecedentes familiares no la tienen.

    Sí se ha podido comprobar que el manejo en los ejemplares va a tener una incidencia importante en la aparición de esta enfermedad, para evitarlo en la página web de ANCCE, en la sección de noticias, www.ancce.es/mostrar_noticia.php?id=97 , el profesor Novales nos da unas recomendaciones para impedir que aparezca la osteocondrosis.

    Una vez revisados los resultados obtenidos en la Temporada 2007 y siguiendo los criterios realizados en otros países, se ha decidido establecer una clasificación radiográfica de las lesiones, adaptada específicamente para cada estructura anatómica objeto de estudio, eliminándose solamente las formas más graves de la enfermedad. Estas clasificaciones prestan más atención a los cambios en la morfología del contorno óseo que la presencia de fragmentos osteocondrales en sí (entendiendo que los mismos han podido ser eliminados).

    Para cada estructura anatómica se establecen 3 grados, en función de la gravedad de las lesiones detectadas. Serán considerados NO APTOS, aquellos caballos que presenten una lesión de grado 3 o al menos dos lesiones de grado 2, en el total de las estructuras anatómicas examinadas. Con ello, se evita descartar como reproductores calificados a individuos con calidad morfológica contrastada sin provocar merma alguna en la sanidad de la raza, y evitar posibles perjuicios a ganaderos.

    La clasificación de la osteocondrosis propuesta está elaborada por el Centro de Lectura (Manuel Novales) en conjunción con los miembros del Comité Asesor y de Apelación (Jorge de la Calle, Marta Prades y Miguel Valdés). Todo ello, se puede consultar de forma más detallada, con ejemplos gráficos, junto con más información sobre esta enfermedad en la página del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Córdoba, en www.uco.es/webuco/corporacion/hcv/osteocondrosis.php. El Hospital colabora con la ANCCE y actúa como centro de lectura e interpretación radiológica para la OCD.

  • Fuente — ANCCE — 27/06/2008