ESTATUTOS DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE CRIADORES DE CABALLOS DE PURA RAZA ESPAÑOLA – ANCCE

 
[PDF] Descargar Estatutos Completos

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES


Art. 1.- Constitución, denominación y naturaleza jurídica.

La ASOCIACIÓN NACIONAL DE CRIADORES DE CABALLOS DE PURA RAZA ESPAÑOLA, - ANCCE -, es una entidad integrada por ganaderos y criadores de caballos de pura raza española (PRE), constituida sin ánimo de lucro, que se regirá por los presentes Estatutos y por la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo y demás disposiciones legales vigentes.

Art. 2.- Personalidad Jurídica.

La Asociación tiene personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines con total autonomía e independencia, así como para la disposición de sus bienes propios y el ejercicio de sus derechos.

Art. 3.- Ámbito Territorial.

La Asociación desarrollará sus actividades en el Estado español, independientemente de la nacionalidad de sus asociados, pudiendo extenderse funcionalmente a cualquier territorio donde residan sus asociados actuando a través de instituciones filiales y autorizadas estableciendo los convenios de colaboración oportunos.

Art. 4.- Domicilio.

La Asociación establece su domicilio social en Sevilla, Cortijo de Cuarto (Cortijo Viejo), de Bellavista, pudiendo por acuerdo de la Junta Directiva trasladarse dentro de la propia provincia y crearse las sucursales, agencias y delegaciones que se estimen convenientes.
Art. 5.- Duración.

La Asociación tendrá duración indefinida y su disolución se sujetará a lo previsto en los presentes Estatutos y la legislación vigente.

Art. 6.- Emblema.

El emblema de la Asociación consistirá en un caballo español en impulsión al trote con perfiles blancos y amarillos sobre fondo irregular de color rojo, si bien podrá ser modificado por acuerdo de la Asamblea General.

 

CAPÍTULO II


OBJETO Y FINES

Art. 7.- Objeto y fines.

El objeto de la Asociación es la representación y defensa de los ganaderos y criadores de caballos de pura raza española y del sector económico y social donde desarrollan su actividad, así como el fomento, la promoción y la preservación de la antemencionada raza.

Se considerarán comprendidos entre sus fines, entre otros, los siguientes:

- Representar y gestionar los intereses generales de sus asociados ante toda clase de personas y entidades públicas y/o privadas,  instituciones, Administraciones Públicas y organismos oficiales nacionales e internacionales.

- Asesorar e informar a los organismos oficiales para la defensa de los intereses generales de los asociados y del sector, elaborando y presentando a los organismos públicos iniciativas, recomendaciones y reclamaciones de los asociados.

- Establecer servicios de asesoramiento, información y colaboración en apoyo de los asociados.

- Defender ante cualquier organismo, jurisdicción e instancia los intereses comunes de los asociados, inclusive ante el intrusismo y la competencia desleal.
- Mediar y arbitrar cuantas cuestiones entre sus asociados o entre estos con terceros que le sean sometidas a su consideración.

- Gestionar y organizar la llevanza del Libro Genealógico de la Raza, llevando a cabo todo tipo de actuaciones necesarias para ello.

- Estudiar morfológica y funcionalmente el caballo de pura raza española, estableciendo fichas zootécnicas, precisando tipos y características, impulsando definiciones e impartiendo orientaciones.

- Editar y publicar revistas relacionadas con el objeto de la Asociación y la ganadería caballar en general.

-   Organizar y coordinar, a nivel autonómico, nacional e internacional, concursos, competiciones, exposiciones, subastas, concentraciones o cualquier otro tipo de eventos encaminados a potenciar el caballo de pura raza española.

- Elaborar, dictar y hacer cumplir la Reglamentación de Concursos, pruebas y ejercicios de doma, de sementales y yeguas, ostentando las competencias sobre el juzgamiento de los mismos.

- Establecer los procedimientos de formación, homologación y habilitación de jueces, creando para ello la Escuela de Jueces de Concursos Morfológicos.

- Celebrar asambleas, seminarios, congresos, conferencias y cualquier otro tipo de encuentros para el estudio de la raza en todos sus aspectos.

- Elaborar, promover y poner en práctica planes de defensa genética y sanitaria, y de mejora de la raza, a través de las pruebas del Esquema de Selección y de los Planes de Mejora de la misma.

- Establecer y coordinar los criterios de los criadores en las Comisiones Oficiales establecidas por el Ministerio competente, y restantes administraciones y organismos públicos.

- Promover la organización de centros y cursos de formación para los profesionales de todo tipo del sector.

- Establecer vínculos con otras Asociaciones, Federaciones de ámbito deportivo o entidades de análoga naturaleza en las distintas autonomías y en el extranjero, así como con los criadores individuales, pudiendo participar en otras organizaciones asociativas de ámbito nacional o internacional.

- Asesorar a la Administración y a los Criadores para la corrección de errores genéticos o de estimación de aptitudes y pruebas funcionales.

- Fomentar y ampliar las relaciones de la Asociación con la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y cualquier otra institución directa o indirectamente relacionada con el caballo en general, y con el pura raza español en particular.

- Potenciar e impulsar la creación de clubs hípicos del caballo español.

- Potenciar e impulsar la presencia e imagen del caballo de pura raza española en todos los concursos nacionales e internacionales de cualquier índole.

- En general, cuantas otras funciones de análoga naturaleza se consideren convenientes por la Asamblea General.


CAPÍTULO III


DE LOS ASOCIADOS

Art. 8.- De la condición de asociado.

Podrán ser miembros de la Asociación todas aquellas personas físicas o jurídicas cuya actividad esté incluida en el objeto y fines de la Asociación, y que sean propietarios de más de una yegua reproductora inscrita como tal en el Libro Genealógico de la Raza.

También podrán ser miembros de la Asociación las entidades públicas, las entidades colectivas de naturaleza privada y las asociaciones de criadores de caballos de cualquier ámbito territorial, siempre y cuando sus fines y objeto están incluidos y no sean contrarios a los establecidos en los presentes estatutos. Será decisión del Comité Ejecutivo la limitación del número de ellas que por cada provincia, región, comunidad, estado o país puedan pertenecer a la Asociación.

En ningún caso una marca o nombre comercial podrá ser admitida y registrada como asociado.

Art. 9.- Adquisición de la condición de asociado.

Para adquirir la condición de asociado, los interesados deberán presentar ante la Asociación el modelo oficial de solicitud debidamente cumplimentado acompañado de los documentos que fije al efecto el Comité Ejecutivo.

El Comité Ejecutivo decidirá en el plazo máximo de sesenta días naturales siguientes sobre la solicitud presentada, previa comprobación de que los interesados reúnen los requisitos exigidos. Contra el acuerdo de denegación de ingreso, el interesado podrá recurrir en el plazo de quince días y en única instancia ante la Junta Directiva, que resolverá el recurso en la primera reunión que se celebre.

El acuerdo de admisión deberá ser ratificado por la Junta Directiva, informando a la Asamblea General de las nuevas altas de asociados. En todo caso, la admisión definitiva no se producirá hasta que quede satisfecha por el solicitante la correspondiente cuota de entrada o la primera cuota anual establecida por los órganos de administración.

Art. 10.- Clases de asociados.

Se establecen las siguientes clases de asociados:

10.1.- De pleno derecho.

Podrán ser asociados de pleno derecho aquellos que cumplan las condiciones y requisitos señalados en los artículos 8 y 9 de los presentes Estatutos.

10.2.- Simpatizantes.

Podrán ser miembros simpatizantes aquellas personas físicas o jurídicas, entidades u organizaciones públicas o privadas que independientemente del sector en que desenvuelvan su actividad, colaboren con la Asociación en las actividades que realicen en desarrollo de sus fines.

La extensión y modalidad de la colaboración, y los requisitos de admisión de los miembros simpatizantes serán determinados por el Comité Ejecutivo en los respectivos acuerdos de admisión que, de conformidad a estos Estatutos, se establezcan.


10.3.- De honor.

La Asamblea General podrá nombrar a propuesta de la Junta Directiva por iniciativa del Comité Ejecutivo, miembros de honor a personas físicas o jurídicas, entidades u organizaciones públicas o privadas, que reúnan méritos relevantes en favor de la Asociación y sus fines.

Dicho nombramiento se limitará a un solo asociado de honor al año, aunque con carácter extraordinario la Asamblea General pueda incrementar este número.

Los asociados colaboradores y de honor podrán asistir con voz pero sin voto, a las reuniones de la Asamblea General o Comisiones de trabajo a las que sean convocados.

Art. 11.- Representación.

Las personas jurídicas, entidades y asociaciones miembros de la Asociación participarán en sus actividades y en los órganos de gobierno a través de la persona física que designen al efecto como titular y/o suplente en la solicitud de inscripción o mediante la oportuna comunicación escrita.

En ningún caso la misma persona física podrá ser designada como su representante o delegado por más de tres asociados.

Art. 12.- Registro de Asociados.

La Asociación llevará un libro registro de asociados que gestionará el Director General, donde constarán las altas y bajas y podrán registrarse, en su caso, las sanciones impuestas, pudiendo exigirse y obtenerse un certificado de la condición de miembro.

Es obligación de los asociados comunicar por escrito a la Asociación los cambios y actualizaciones que procedan de sus datos así como de sus representantes.

Art. 13.- Derechos y obligaciones de los asociados.

13.1.- Derechos.

Los asociados de pleno derecho tendrán los siguientes derechos:

a) Asistir e intervenir con voz y voto a las Asambleas Generales y demás reuniones de los órganos de gobierno de los que formen parte, ateniéndose a la normativa o instrucciones que respecto de cuestiones de orden y celebración de aquellas determinen estos órganos.

b) Tomar parte en las actividades y actos sociales organizados por la Asociación y con sujeción a sus normas en cada caso.

c) Elegir a los miembros de los órganos de gobierno, de representación o cargos directivos de la Asociación, siempre y cuando se tenga una antigüedad mínima como asociado de doce meses a contar desde la fecha de su admisión definitiva como tal.

d) Ser elegible para los puestos de los órganos de gobierno, de representación o cargos directivos de la Asociación, siempre y cuando se tenga una antigüedad mínima de cinco años a contar desde la fecha de su admisión definitiva como asociado.

e) Utilizar los servicios de carácter común que la Asociación establezca, así como los servicios técnicos de asesoramiento profesional de que disponga ésta mediante el abono del precio que a tal efecto fije la Junta Directiva.
 
f) Solicitar y recibir información sobre los eventos que organice la Asociación.
 
g) Participar en representaciones y comisiones que se creen para el estudio de temas de interés general para el sector y la Asociación.
 
h) Tener conocimiento del contenido de las actas de la Asamblea General debidamente aprobadas y de los acuerdos adoptados por ésta.

i) Formular por escrito propuestas y peticiones en materias de interés general para los miembros.

j) Presentar quejas mediante escrito razonado ante el Comité Ejecutivo contra las actuaciones de los miembros de los órganos de gobierno o cargos directivos de la Asociación, empleados u otros asociados de toda clase.

k) Ejercitar mediante escrito razonado ante el Comité Ejecutivo las acciones que correspondan en defensa de sus derechos como asociados.

l) Cualesquiera otros que se establezcan legal, estatutaria o reglamentariamente.

El ejercicio del derecho reconocido en el apartado a) quedará automáticamente en suspenso cuando el asociado no esté al corriente en el pago de las cuotas o de cualquier otra obligación pecuniaria contraída con la Asociación.

13.2.-  Obligaciones.

Son deberes de los asociados, y de sus representantes debidamente acreditados, los siguientes:

a) Aceptar y cumplir los presentes Estatutos, los acuerdos adoptados por los órganos de gobierno y las disposiciones legales aplicables, actuando conforme a su objeto y fines.

b) Delegar expresamente en la Asociación la representación de sus ejemplares ante los organismos oficiales.

c) Abonar puntualmente las cuotas, derramas y aportaciones que establezcan los órganos de gobierno de la Asociación.
 
d) Facilitar información solvente sobre las cuestiones relacionadas con el objeto, actividades y fines de la Asociación que no tengan carácter reservado, cuando le sea requerida por los órganos de gobierno.
e) No entorpecer, directa o indirectamente, las actividades de la Asociación.

f) Desempeñar diligentemente los cargos para los que sean elegidos.

g) Participar en la elección de los miembros de los órganos de gobierno.

h) Actuar conforme al objeto y fines que rigen estos estatutos y cumplir las directrices marcadas por sus órganos de gobierno en los concursos, pruebas, ejercicios, campeonatos y demás actividades o actos en los que participe la Asociación.

i) Comunicar a la Asociación los cambios en sus datos requeridos en el modelo de solicitud de ingreso, especialmente el de los representantes, así como el cese en su actividad o condición de ganadero o criador.

j) No hacer manifestaciones, propaganda o comentarios públicos que menoscaben el honor y la imagen de la Asociación.

Art. 14.- Pérdida y suspensión de la condición de asociado.

La condición de asociado podrá perderse o suspenderse por las siguientes causas:

1) Por voluntad propia, previa comunicación al Comité Ejecutivo, siendo efectiva desde la fecha en que se reciba en la Asociación.
 
2) Por cese en el ejercicio de su actividad empresarial o condición de ganadero o criador.

3) Por impago de cuotas, ordinarias o extraordinarias, por periodo igual o superior a un año.

4) Por acuerdo de los órganos de administración de la Asociación adoptado conforme a estos estatutos.

5) Por defunción del asociado persona física, salvo acuerdo en contrario adoptado por la Junta Directiva a solicitud de sus herederos.

En todos los casos serán exigibles al asociado las cuotas devengadas y no abonadas hasta la fecha de su baja.

La pérdida de la condición de asociado, cualquiera que sea su causa, conllevará la pérdida de todas las aportaciones, ordinarias o extraordinarias, a la Asociación, y de sus derechos respecto del patrimonio asociativo.

. . .

(En esta página solo se muestran los tres primeros capítulos de los Estatutos.)